Todos los Santos

La identidad guatemalteca se compone de una serie de tradiciones coloridas y enraizadas en la mezcla de españoles e indígenas que perduran en muchos sectores rurales de Guatemala, pero que han tomado mayor importancia e incluido mayor involucramiento de una gran mayoría de la población general en los últimos años.

6-8

AÑOS
Por Redacción Educativa

 

La identidad guatemalteca se compone de una serie de tradiciones coloridas y enraizadas en la mezcla de españoles e indígenas que perduran en muchos sectores rurales de Guatemala, pero que han tomado mayor importancia e incluido mayor involucramiento de una gran mayoría de la población general en los últimos años.

Una de estas mezclas de costumbres y creencias que toma aspectos de la celebración mundial de esta festividad y la mezcla con elementos de la cosmovisión maya es la celebración de todos los santos.

Desde el inicio del cristianismo se persiguió y torturó a muchos creyentes por el imperio romano y la iglesia primitiva decidió conmemorar la muerte de estos mártires con la fecha en la que murieron; sin embargo, con el paso del tiempo el número de mártires aumento tanto que nos e podía tener una fecha para cada uno, por lo que se decidió agrupar las celebraciones en un solo día.

En el año 610 D.C el papa Bonifacio lV designó el 13 de mayo como el día de todos los mártires, pero con el paso de los siglos, se fue determinando una fecha distinta para recordar a los mártires y santos de la iglesia, el 1 de noviembre, y el 2 de noviembre como el día para hacer homenaje a todos los difuntos.

En el territorio guatemalteco se realizan diversas actividades según la región para celebrar la fecha en la que se recuerda a los antepasados y se crea una conexión entre la vida y la muerte, entre las más reconocidas están:

 

Las carrera de las ánimas en Todos Santos Cuchumatán, Huehuetenango: Es una carrera a modo de exhibición en un tramo de 200 metros donde los jinetes cabalgan de un extremo a otro varias veces. Los jinetes beben aguardiente antes y después de la carrera y utilizan su traje tradicional de descendencia maya como representación de su pasado y la importancia que le dan a sus raíces.

Esta celebración toma una preparación de dos días previos donde se prepara la carretera en donde se realizará la carrera, se realizan quemas rituales para pedir permiso a la naturaleza por el uso de caballos y se baila al ritmo de marimba en una fiesta de posible despedida previa a la carrera. Esta es una carrera en un tramo peligroso que puede terminar en la muerte del jinete, si este sobrevive es visto como un triunfo y si muere es un sacrificio a los antepasados.

 

Foto: Archivo
Foto: Archivo

 

Barriletes de Santiago Sacatepéquez, Sacatepéquez: En el municipio de Santiago Sacatepéquez se da una tradición colorida con un trasfondo ritual que busca comunicar a los vivos con sus antepasados y no perder el lazo familiar que los une más allá de la muerte.

En el cementerio del pueblo, que se encuentra en una colina, se da la elevación y vuelo de algunos barriletes elaborados por grupos o familias con temáticas y tamaños distintos. Los barriletes, algunos de hasta 16 metros, son elaborados de forma artesanal con varios meses de planeación y anticipación.

Esta tradición ha sido impulsada mucho en la última década atrayendo a grandes cantidades de turistas a admirar estas obras de arte que son un símbolo de paz y convivencia. Actualmente hay dos categorías de barriletes, los que vuelan que pueden ser de hasta 6 metros de alto que tradicionalmente llevaban en la cola atados mensajes a los antepasados, siguiendo la creencia que cuando estos volaban y se elevaban llevaban los mensajes a todos los muertos, y los de exhibición que son los más altos y no pueden elevar el vuelo.

 

Foto: Archivo
Foto: Archivo