Ceiba

La Ceiba, el árbol nacional que llama la atención de quien lo ve por su gran tamaño y curiosas hojas.

6-8

AÑOS
Por Redacción Educativa

 

La Ceiba, el árbol nacional que llama la atención de quien lo ve por su gran tamaño y curiosas hojas.

Este árbol en específico era considerado por los Mayas como un árbol sagrado de la vida que representaba la sabiduría extendiendo sus ramas mayores o principales en dirección de los cuatro puntos cardinales uniéndose con la deidad que regía el viento y la lluvia.

Se consideraba que las raíces dividían el inframundo que era donde habitaban los espíritus de Xibalbá, marcaban el rumbo del mundo físico y dividía los espacios donde los dioses habitaban.

La Ceiba pertenece a la familia de las bombacáceas, que son árboles y arbustos formados de hojas alternas pequeñas, flores grandes de cinco pétalos unidos y 5 raíces principales de gran tamaño y fácilmente visibles, llamándose de forma científica Ceiba Pentandra Gaertin.

 

Entre las características principales podemos mencionar:

  • Tiene forma robusta y puede alcanzar una altura de 70 metros.
  • Crece en climas cálidos generalmente en una altitud menor a los 1000 metros sobre el nivel del mar.
  • Su fruto es utilizado para producir algodón silvestre llamado “Kapoc”
  • El total de su follaje puede brindar hasta 1600 metros cuadrados de sombra ya que las ramas se extienden de forma horizontal cubriendo grandes extensiones.
  • Su corteza es color café claro o gris cubierta de espinas y su tronco puede alcanzar más de 2 metros de diámetro.

Este árbol fue propuesto como Árbol Nacional por iniciativa del botánico guatemalteco Ulises Rojas y decretado como tal el 8 de marzo de 1955 durante el gobierno del general Carlos Castillo Armas.

En cuanto a significado, se puede decir que la Ceiba simboliza perpetuidad, grandeza, bondad, fuerza, vida, unión y belleza.