niños desayunando

Para que los niños rindan durante su jornada escolar y se mantengan llenos de energía, deben tomar un desayuno completo y nutritivo.   Llénelos de energía desde temprano   Los niños necesitan recargar energías desde las primeras horas del día para rendir durante su jornada escolar. Esto solo puede lograrlo con un buen desayuno.   […]

Para que los niños rindan durante su jornada escolar y se mantengan llenos de energía, deben tomar un desayuno completo y nutritivo.

 

Llénelos de energía desde temprano

 

Los niños necesitan recargar energías desde las primeras horas del día para rendir durante su jornada escolar. Esto solo puede lograrlo con un buen desayuno.

 

El desayuno es un hábito que condiciona el estado físico, psíquico y nutricional del niño, pues es justamente en la mañana cuando el cerebro necesita recargar energía para estar bien durante el resto del día. El índice de masa corporal se mantiene en óptimas condiciones ya que el organismo recibe una mayor cantidad de fibra y calcio.

 

Por el contrario, la falta de un desayuno completo, sobre todo en edad escolar, puede dar paso al déficit de glucosa, poca concentración y baja de energías.

 

La importancia de un buen desayuno

 

Este tiempo de comida aporta muchos beneficios al organismo, entre ellos:

  • Aumenta el rendimiento físico e intelectual. La concentración y la memoria se mantienen gracias al aporte de glucosa.
  • Alimentos como cereal, pan, galletas y leche, aumentan los aportes calóricos realizados a través de los hidratos de carbono, disminuyendo así el consumo de grasa.
  • Mejora la capacidad de aprendizaje lo cual hace que el rendimiento escolar del niño sea efectivo.
  • Fomenta el crecimiento.
  • Hace que el niño se mantenga más activo, atento y lleno de energía.
  • Controla el peso pues las calorías consumidas a primera hora son quemadas durante el día, esto ayuda a no tener hambre todo el tiempo.

 

Hay niños que no acostumbran a desayunar porque no tienen apetito o bien, porque comer tan temprano les produce nausea. En estos casos se recomienda prepararles una lonchera nutrida y variada.

 

¿Qué debe incluir un desayuno completo?

Un desayuno equilibrado, en general, debe incluir cereal, fruta, lácteos y bebida.

Estos ejemplos de menú pueden serle de mucha utilidad:

 

Menú 1

1 bol de leche con cereal

1 huevo hervido o duro

Un banano

1 sándwich de pan integral con frijoles.

 

Menú 2

1 vaso de leche

1 rodaja de pan integral con queso o jamón magro

1 manzana o porción de papaya.

 

Artículo escrito por Jessica Gonzalez, publicado en el suplemento Colegios de Prensa Libre. Fuentes: Jorge Tulio Rodríguez Sagastume, Director de la Escuela de Nutrición UFM, joturo@ufm.edu. Tofu, de Martha Elena Yamasaki, Editorial Vida Natural.

 

Comentarios: