Recursos

¿Qué hacemos en cuarentena?

Por Gabriela Achury

 

Los acontecimientos de los últimos meses (días en Guatemala) relacionados al brote de coronavirus en diversos países han causando muchos cambios en la forma de vida de poblaciones enteras.

 

Los acontecimientos de los últimos meses {días en Guatemala) relacionados al brote de coronavirus a nivel mundial han causando cambios en las rutinas de las personas.

 

El más evidente es, obviamente la cuarentena. Aunque en este caso no se trata de cuarenta día como su nombre lo dice, sino un periodo estratégico establecido por el sistema de salud pública que tiene como fin prevenir la propagación de una enfermedad altamente contagiosa y potencialmente mortal, como es el COVID-19.

 

Aunque este periodo implica que los niños no irán al colegio y muchos adultos no irán al trabajo, se debe recordar que este no es un periodo de vacaciones. Por lo mismo, muchos padres tienen la incógnita de ¿qué hacer mientras se está en cuarentena?.

 

Al inicio puede ser una buena oportunidad para unirse como familia, pero a medida que pasan los días, esta nueva rutina se vuelve complicada para algunos (en especial, para quienes realizan distintas actividades separados de sus familiares en el día a día).Pasar más de 7 días seguidos, las 24 horas del día en un espacio confinado con toda la familia, puede causar mucha ansiedad y tensión. La pregunta para muchos padres que tienen niños en edad escolar es: ¿cómo hacemos para no desesperarnos?

 

Por esta razón, queremos dejarte recomendaciones generales respecto a qué puedes hacer en este tiempo. Presta atención.

Foto: Hago mi Tarea

 

1. Establece rutinas: Este proceso nos permite explicar a los pequeños que esto no es un periodo de vacaciones. Muchos establecimientos educativos decidieron continuar con clases en línea o proveer guías de estudio. Si no establecemos periodos del día para realizar estas actividades, se irán acumulando y no cumplirán su propósito.

 

Busca establecer periodos específicos para realizar actividades escolares y no solo descansar y ver televisión.

 

2. Planea actividades diarias pero sencillas: No tienes que ser maestro o experto en manualidades para hacer actividades con tus hijos. Puedes encontrar diversidad de hojas de trabajo para pintar y hacer máscaras, títeres o simples decoraciones. Si tienes internet, tendrás muchas opciones.

Foto por: Kelly Sikkema en Unsplash

Si buscas dentro del contenido de Hago mi Tarea, podrás encontrar materiales como  hojas de trabajo relacionadas a temas específicos que permitirán reforzar distintos contenidos. Solamente tienes que explorar la página.

También te recomendamos buscar en sitios como Pinterest palabras claves como:

  • Actividades sencillas para niños
  • Manualidades creativas para niños
  • Hago mi tarea
  • Actividades Montessori
  • Actividades para primaria

 

De esa forma podrás encontrar actividades sencillas para hacer con tus hijos y no solo dejarlos ver televisión o jugar videojuegos que al final igual van a terminar siendo aburridos.

 

Foto: National Cancer Institute en Unsplash

3. Saca los juegos de mesa y los rompecabezas: Estos “clásicos” ejercitan el cerebro mejor que las tabletas electrónicas y los teléfonos. 

Además, permiten desarrollar habilidades intelectuales, emocionales y motoras.  Ayudan a desarrollar la creatividad, la paciencia, la concentración, enseñan a perder y a ganar e incluso a planificar y tomar decisiones.

No dejemos a un lado los juegos de mesa solo porque “es más fácil solo descargar una nueva app”. Comparte con tu familia y aparta un tiempo del día para jugar algo nuevo todos como familia, verás como la comunicación mejora y como todos se divierten.

 

Foto: Gabriel Tovar en Unsplash

4. Lee: Así de sencillo: saca un libro y lee. Puedes establecer un “rincón de lectura” en la casa: cómodo, tranquilo y con buena iluminación. Deja libros para cada miembro de tu familia y dentro de la rutina aparta un tiempo de 30 minutos dos veces al día (o más si así lo deseas) donde todos se sienten a leer.

 

Pon a tu familia en un círculo, cada uno con su sillón, silla o el lugar que escojan para leer, y deja al centro una canastita con todos los dispositivos electrónicos (sin excepción). De esa forma evitarán distracciones o tentaciones.

 

Aunque solamente te dejamos cuatro ideas principales, puedes soltar tu creatividad e inventarte más juegos y formas de entretener a tus pequeños. La clave es variar las actividades, pero al mismo tiempo establecer rutinas para que estas se realicen en tiempos distintos e incluir actividad física para evitar el sedentarismo y aburrimiento.