Liberales y conservadores en Guatemala

Durante la independencia y después de esta se dió la división de la población en dos grupos políticos con opiniones contrarias definidos como liberales y conservadores.

8-10

AÑOS
Por Redacción Educativa

 

Durante la independencia y después de esta se dió la división de la población en dos grupos políticos con opiniones contrarias definidos como liberales y conservadores.

El partido liberal o exaltados, por la forma en que expresaban sus opiniones, fueron un grupo de pobladores a favor de la independencia Centroamericana de España pero enemigos de la anexión a México, defensores de la autonomía manejada en las provincias y enemigos de la hegemonía y favoritismo de las élites capitalinas. Apoyaban finalmente el sistema federal que unió a los países Centroamericanos.

El partido conservador por su lado era conocido como el moderado y estaba a favor de llevar procesos controlados y lentos. Este partido se encontraba conformado por familias de origen noble de la capital que estaban en contra de la independencia y que cuando esta sucedió fueron los impulsores de la anexión a México.

Foto: Blendspace by Tes

 

Estos dos partidos se encontraron en constante rivalidad durante el tiempo de la República Federal del Centro de América cambiando el poder entre liberales y conservadores al igual que el apoyo y desarrollo de los intereses. Los conflictos entre los partidos ocasionaron que, dependiendo del partido de quien estaba en el poder, así el otro partido cambiaba sus objetivos de atacar el partido y no trabajar por el bienestar general de la nación.

A pesar del primer gobierno iniciar como liberal, el presidente en ese entonces, el salvadoreño José Manuel Arce finalizó cambiando sus posturas políticas convirtiéndose en un conservador y renunciando posteriormente al puesto. El control del gobierno fue tomado por otro liberal, el general Francisco Morazán, quien se decidió a quitar los privilegios de las familias acomodadas y de la iglesia, iniciando una serie de expropiación de bienes y expulsión de órdenes religiosas como Santo Domingo, San Francisco y la Recolección.

Luego de un tiempo al mando del gobierno, las políticas liberales fueron duramente criticadas por los conservadores, quienes lograron derrocar el gobierno de Morazán y Mariano Gálvez definitivamente en marzo de 1838 por un ejército al mando de Rafael Carrera, iniciando el Periodo de los 30 años donde los conservadores tuvieron el control del gobierno.