Independencia de Centroamérica

La época de la Ilustración tuvo grandes repercusiones en toda América debido a la revolución de ideas que esto trajo, el sentimiento de libertad y de expresionismo que poco a poco fueron formando ideas independentistas en las élites intelectuales de las capitanías.

8-10

AÑOS
Por Redacción Educativa

 

La época de la Ilustración tuvo grandes repercusiones en toda América debido a la revolución de ideas que esto trajo, el sentimiento de libertad y de expresionismo que poco a poco fueron formando ideas independentistas en las élites intelectuales de las capitanías.

Estas ideas iniciales y la opresión que sentían los criollos respecto a los peninsulares llevaron a pensadores y líderes criollos a dudar sobre el sistema establecido, llegando al consenso que se debían de dar reformas. En Guatemala, se formó la Sociedad Económica de Amigos del País dando paso a discusiones sobre cómo ayudar a los indígenas, superar los problemas sociales, mejorar la economía, buscar elevar la moral y material de la población y algunas más respecto a la producción de añil y nuevos cultivos; definiendo que se necesitaría un sistema político representativo con libertad económica.

Estas preocupaciones y la invasión Napoleónica a España formaron un terreno ideal para la propagación de las ideas de una independencia y de formar una nación soberana que previniera del despotismo de un jefe de la nación, en donde un ciudadano hiciera de monarca y un ejecutor de la ley de magistrado, para establecer leyes equitativas, justas y bondadosas y tener una administración sencilla basada en los principios de propiedad, libertad y seguridad que ayudara a disipar la ignorancia general.

En España, con representantes americanos, se logró realizar una constitución que buscaba reformar la economía con medidas específicas para el comercio, aunque no se logró establecer una junta para sustituir al gobierno español ya establecido.

 

Cuando esta constitución entró en vigencia alrededor de 1814 la vida política del país cambió, formado dos partidos o grupos políticos.

El primer partido buscaba la independencia con miembros de las familias nobles de América e intelectuales de clase media llamado partido liberal o constitucionalista. ; mientras el otro se encontraba formado principalmente de personas de clase media que sentían desagrado por las familias nobles y por ricos comerciantes peninsulares.

Lo sucedido en el reinado de la Nueva España, al esta proclamarse independiente de España y denominarse el Imperio Mexicano a través del Plan de Iguala, con Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero al mando, fue el último acontecimiento que llevó al fortalecimiento del partido independentista y de los que querían la unión a México; dando inicio al “Plan Pacífico de Independencia”, que fue preparado por Juan José y Mariano de Aycinena, Pedro Molina, Mariano Beltranena y José Francisco Barrundia buscando la emancipación de la Capitanía General de Guatemala.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

 

Estos independentistas buscaron plantear a Gaínza, actual presidente de la capitanía, su plan de emancipación proponiéndole la jefatura del nuevo gobierno, la creación de una “Junta Generalísima” con su ayuda y la forma en que la junta debía desarrollarse y qué acuerdos tomar.

Considerando todo lo anterior, se realizó la junta general el 14 de septiembre de 1821 donde se logró analizar el último informe proveniente de Chiapas que marcaba los poblados que se estaban incorporando al Plan De Iguala y uniendo al Imperio Mexicano, cosa que causó preocupación llegando a decidir realizar una sesión al día siguiente, para tratar el tema a profundidad.

Foto: Archivo

 

En esta reunión, el 15 de septiembre de 1821, se reunieron tanto criollos como peninsulares, independentistas y realistas, buscando llegar a un acuerdo, realizar la independencia o no, y de realizarse si se daba la anexión a México o no.

A pesar de los diversos intentos de los peninsulares por retrasar el proceso, José Cecilio Del Valle declaró la independencia, y aunque se argumentó que la junta no estaba jurídicamente en poder para declararla de forma definitiva, se definió como lo mejor para prevenir consecuencias peores si en algún caso el mismo pueblo buscaba la independencia a través de insurrecciones. Dos días después, Gabino Gaínza, declara que quien se opusiera a la independencia sería perseguido y castigado como conspirador, dando por comprendido que la independencia era definitiva y el gobierno actual la apoyaba.

Foto: Archivo