'

Las propiedades son características que tienen las operaciones matemáticas como la multiplicación. Estas propiedades permiten que podamos hacer los cálculos de diferentes maneras, de tal forma que se nos facilite su resolución. A veces, debemos hacer cálculos para averiguar la cantidad de objetos con que contamos. Estos a veces resultan ser muy numerosos y difíciles […]

Las propiedades son características que tienen las operaciones matemáticas como la multiplicación. Estas propiedades permiten que podamos hacer los cálculos de diferentes maneras, de tal forma que se nos facilite su resolución.

A veces, debemos hacer cálculos para averiguar la cantidad de objetos con que contamos. Estos a veces resultan ser muy numerosos y difíciles de estimar. Por ejemplo, las papas, crayones, frijoles y otros.

frijonegro

papas

 

 

 

 

crayones

 

 

En estos casos, puede ser que para saber la cantidad exacta necesitemos agrupar los objetos de diferentes formas.

 

 

Aquí es cuando la propiedad asociativa tiene sentido. Esta indica que la forma en que se agrupan los factores no afecta el producto.

 

 

Observa:

asociativa2

 

 

 

 

 

 

 

 

asociativa3

Aquí, los factores se agruparon de diferente forma para operar y obtener el resultado correcto. Si te fijas, los factores 2, 2 y 5 se agruparon de diferente formar para multiplicarse pero aún así, el resultado fue el mismo: 20.