El gobierno soberano de Totonicapán

Las rebeliones de algunas colonias americanas sembraron un ambiente de lucha en algunos pueblos del continente. Inspirados en otros levantamientos y los derechos del pueblo se creó el gobierno soberano de Totonicapán en 1820.

10-12

AÑOS
Por Redacción Educativa

La historia del pueblo de Guatemala desde la conquista está llena de sucesos importantes. Uno de estos, poco conocido es el intento de formar un gobierno soberano por el departamento de Totonicapán; y aunque duró poco, es parte importante de la historia del país.

 

Un nuevo mundo sin miedo

Diversos sucesos marcaron el siglo XVll, muchos de ellos repercutiendo de forma directa en la América colonial.

Uno de ellos, el derrocamiento del Rey de España por Napoleón, causó especial revuelo en las colonias americanas. Cuando las noticias del “nuevo rey” llegaron a la Nueva España (México), los criollos se negaron a obedecer al impostor y comenzaron a formularse planes de conspiración.

 

En 1810 el cura Hidalgo se levanta en armas e inicia una larga guerra que terminará en la independencia de México. En el mismo año, comerciales, profesionales, artesanos y pobladores son los protagonistas de la Revolución de Mayo en el Virreinato del Río de la Plata (Argentina) y en Nueva Granada (Panamá, Ecuador, Colombia, Venezuela y parte de Guyana). Las élites poderosas en los reinos quieren poder comercializar sin vigilancia española.

Con estos sucesos comienzan pláticas de independencia y libertad en algunas partes de Guatemala  y surge el interés de luchar e imitar a las colonias libres. Sin embargo, surgen dudas como ¿quién luchará por las libertades? Y el por qué estas nuevas libertades igual no incluían a los indígenas, negros ni mestizos.

 

El pueblo apoya al Alcalde Mayor

En Guatemala durante el tiempo de la Colonia, casi nadie conocía al Rey; aunque su ley era absoluta. A pesar de esto, muchas veces se ausentó de brindar apoyo en tiempos de crisis como las hambrunas o abusos de poder; por lo que los líderes comunales actuaban en su nombre y asumían muchas responsabilidades.

 

Lo que en algunos momentos se vio como rebelión, en 1812 no tuvo más alternativa ya que no había Rey. Durante ese periodo de tiempo se eligió como Alcalde Mayo de Totonicapán (Totonicapán, Huehuetenango y el norte de Quiché) al español Narciso Mallol.

Mallol, conocedor de la nueva Constitución, decide anular tributos y servicios personales, por lo que recibe apoyo de principales y comunes K’iche’s; aunque existe gran rechazo de curas, españoles y caciques (descendientes de indígenas aliados a conquistadores). La oposición a la nueva ley crece. El Alcalde Mayor es emboscado, removido de su cargo y finalmente trasladado a Honduras. Aunque las personas que se unieron para apoyar continuaron unidas.

 

No desean un mal gobierno

En 1820, años después; Napoleón ya no está en el poder y todo regresa a la normalidad en las colonias. El Rey Fernando Vll es liberado y continúa controlando a sus colonias en América.

Sin embargo, Rafael Riego, un militar español, se levanta contra el Rey y obliga a jurar nuevamente la Constitución. Con este acto de rebelión los tributos se anulan nuevamente. Aunque, en Totonicapán, desde 1819 las personas se organizaron bajo el mandato de Francisco Atanasio Tzul, Felipa Tzoc, Lucas Aguilar y María Hernández Sapón para no pagar.

 

Con el regreso del Rey al poder y las nuevas imposiciones que deseaban autorizar; el pueblo rechaza y expulsa al nuevo Alcalde Mayor. Debido a esto Tzul queda como autoridad y principal.

Tzul inicia el “buen gobierno” bajo la nueva ley, la gente lo declaró rey y a Aguilar presidente. Con este acto, muchos pueblos cercanos pactan una alianza y se suman a este nuevo gobierno.

 

Con este acto, y ante la impotencia del Capitán General de la Colonia en diálogo con los rebeldes; Totonicapán se constituye como un gobierno soberano. A pesar de esto, este nuevo gobierno no dura mucho; el movimiento se vuelve más débil y el Capitán General aprovecha y ataca.

 

El fin de este gobierno

El fin del gobierno soberano de Totonicapán comienza con un ataque contra el poblado entero. En estos breves conflictos no muere nadie; pero Tzul y Aguilar son arrestados, enjuiciados y enviados a la prisión de Quetzaltenango.

Este autogobierno terminó en 1820, duró unos pocos meses pero tuvo efectos profundos en la población. Finalmente, Tzul y Aguilar son liberados; aunque debido a encontrarse enfermos, no inician nuevamente su movimiento de liberación y termina oficialmente este gobierno soberano.

 

Gobierno soberano de Totonicapán
Foto: Archivo