Deforestación

La deforestación puede tener grandes consecuencias para la biodiversidad mundial.

8-10

AÑOS
Por Gabriela Achury

Los recursos naturales de nuestro planeta Tierra se ven amenazados a diario por diversas causas; una de ellas es la deforestación. 

Esta acción pone en riesgo a los bosques y selvas del mundo y daña la calidad del suelo. La deforestación puede darse por diversos motivos tanto de actividades humanas como de causas naturales; y causar muchos daños al medio ambiente tanto a corto como a largo plazo. 

Causas de la deforestación
Foto: Pixabay

La deforestación pone en peligro tanto a los miles de personas que dependen de ellos como a los múltiples ecosistemas que se desarrollan en los bosques y selvas. Actualmente, se cree que los bosques cubren el 31% del área terrestre de la Tierra y ayudan a más de 50 millones de personas que dependen de ellos. Estos son fuente de alimento, de medicinas, combustibles, materiales y hogar para miles de animales. 

 

Causas de la deforestación

Este gran problema que amenaza la biodiversidad de la Tierra puede tener distintos puntos de origen y suceder incluso de forma muy rápida. 

Entre las causas más comunes de deforestación se encuentran: 

  • Conversión de las tierras a la agricultura. Las personas cada vez necesitamos y demandamos más alimento; por lo que la agricultura se ha expandido. Cada día; más bosques se talan para monocultivos (solo una planta) o para mantener a grandes cantidades de ganado. 
  • Incendios. Los incendios naturales pueden beneficiar de cierta forma a los bosques y su paisaje; aunque, si estos ocurren de forma muy seguida y con mucha intensidad pueden causar graves daños.
  • Operaciones madereras comerciales. La madera de los árboles se utiliza para diferentes fines y debido al ritmo de consumo cada día se necesita más. Los bosques se talan para conseguir papel y madera a utilizar en hogares y muebles y en muchos casos no se plantan nuevos árboles que sustituyan a los viejos. 

 

Consecuencias de la deforestación

Al igual que con las causas; la deforestación tiene diversas consecuencias que afectan no solo al ser humano sino a las demás formas de vida terrestres. Entre las principales consecuencias se puede mencionar: 

  • Pérdida de biodiversidad mundial. Los bosques son hogar de miles de especies que se verán en peligro si su hábitat se destruye por completo; algunas lograrán adaptarse aunque otras no. 
  • La emisión de gases de invernadero aumenta. Los bosques normalmente absorben dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero. Si los bosques se talan, estos gases se quedan en el ambiente y aumentan el calentamiento global
  • Cambios de clima. Los bosques y selvas tienden a bloquear cierta parte de los rayos solares y mantienen el calor en las noches. Si estos desaparecen, se pueden dar cambios de temperatura muy extremos que afecten la biodiversidad presente. 
  • Erosión del suelo y degradación de la tierra. Si los bosques y sus  raíces dejan de estar presentes en grandes terrenos; estos quedan sin protección cuando caen grandes lluvias. El suelo se satura de agua y se erosiona, perdiendo sus minerales y nutrientes y evitando que se pueda sembrar en un futuro. 
  • Cambios e interrupciones en los ciclos del agua. Los árboles de los bosques tienen un papel muy importante en el ciclo del agua y ayudan a mantener un balance entre el agua en la atmósfera y el agua en la tierra. Si estos desaparecen la cantidad de lluvias puede aumentar y causar que los ríos crezcan y erosionen más la tierra. 

 

 

Debemos cambiar

El peligro de la deforestación
Foto: Dave Herring Unsplash

Se dice que de continuar así, las selvas tropicales y bosques podrían desaparecer en 100 años ya que; según datos recientes, en Latinoamérica se talan el equivalente a 30 campos de fútbol cada minuto. 

Es importante que todos recordemos que los árboles son vida y que no podemos simplemente decidir cortar árboles que posiblemente llevan miles de años ayudándonos a vivir. 

Aunque no todos podemos frenar la deforestación de un solo, podemos contribuir a disminuir esta. Desde nuestro diario vivir podemos buscar alternativas y disminuir nuestro consumo de papel por ejemplo o asegurarnos que para las épocas navideñas compremos arbolitos de lugares certificados en protección y resiembra.