Los planetas

De la misma forma en que el hombre trata de explicar cómo se formó el universo, también busca cómo explicar la formación de los planetas y de las estrellas.

8-10

AÑOS
Por Gabriela Achury

 

De la misma forma en que el hombre trata de explicar cómo se formó el universo, también busca cómo explicar la formación de los planetas y de las estrellas.

 

Según astrónomos y astrofísicos, en un inicio, todo era una gran nube de gas, polvo y otros materiales y elementos. Poco a poco, la gravedad los fue juntando y condensando, hasta que finalmente se creó nuestro Sol.

 

Una vez formada esta gran y brillante estrella, se cree que los demás residuos de la estrella comenzaron a girar alrededor de este por la gravedad que poseía y a atraer más materiales. Todos estos materiales fueron colisionando y acumulándose, hasta que por la velocidad y la masa tomaron su forma esférica.

 

Foto: Pixabay

 

 

Nuestro sistema solar está formado por 8 planetas “principales” (muy distintos entre sí) estos son:

Mercurio

Venus

Tierra

Marte

Júputer

Saturno

Urano

Neptuno

 

Los 8 planetas pueden ser clasificados según su distancia al Sol. A los 4 más cercanos (Mercurio, Venus, Tierra y Marte) se les llama “planetas interiores”. Estos son densos y rocosos con atmósferas delgadas, poco diámetro y órbitas más cortas (lo que significa que tardan menos tiempo en dar una vuelta al sol)

 

Mientras que los otros 4 son llamados “planetas exteriores”, dos de ellos son conocidos como los gigantes gaseosos (Júpiter y Saturno) y dos conocidos como los gigantes de hielo (Urano y Neptuno).

 

Están compuestos por gases, no tienen una superficie sólida y se cree que sus núcleos son pequeños. Son fríos y en condiciones desconocidas. También son los más lejanos, de gran tamaño y con muchas lunas y anillos.

 

A parte de estos 8 planetas generalmente conocidos, se han descubierto y designado con un nombre específico a una nueva clase de planetas, los “Planetas enanos”, donde se incluye al anteriormente conocido como planeta, Plutón.

 

También se tiene conocimiento de planetas circulado alrededor de otras estrellas (como en nuestro sistema solar) a los que se les ha denominado “exoplanetas”.

 

Debido a la cantidad de material desconocido flotando en el universo, en 2006, la comunidad científica definió 3 características para poder nombrar a un cuerpo celeste un planeta:

  • Debe orbitar alrededor de un sol.
  • Debe ser suficientemente grande para que su propia gravedad le de una forma esférica.
  • Deber tener la gravedad suficientemente para alejar objetos de tamaño similar de su órbita alrededor del sol.